domingo, 27 de febrero de 2011

Eduard Carol i Guitart


EDUARD CAROL i GUITART 1946-2008

EDUARD CAROL I GUITART

 DE LA MONTAÑA A LAS ESTRELLAS

 
 

PROLOGO


Con  risas. Así recuerdo mi infancia. Una infancia donde un padre con estudios de psicología hacia lo imposible por entender a sus dos hijas, siendo severo cuando debía serlo... y siendo comprensible cuando debía serlo.
Analítico, detallista, exigente, montañero, amante de la fotografía, supersticioso con el número 7,  aventurero, perfeccionista... excelente marido y excelente padre. Así es (perdonadme que siga utilizando el presente) él.
Aunque ni mi hermana ni yo vivimos, evidentemente, muchos de los hechos que se cuentan más abajo, si que hemos crecido rodeadas de ese “halo” de ser hijas de Eduardo Carol.
Trofeos, cascos amarillos...estanterías llenas de recuerdos... e historias. Mil historias que hacen acercarnos aun más a esos años en los que sabemos que era feliz porque consiguió algo tan difícil y a la vez algo tan simple como hacer lo que más le gusta a uno.
Recuerdo que un día, siendo pequeña, entré en el taller y le pregunté que si pudiera elegir, de todas las profesiones del mundo, cual elegiría; y me contestó ser mecánico de motos.
Disfrutaba reparando motos y disfrutaba saliendo los domingos con sus amigos a “curvear” y a “picarse” con otros moteros.

Nos sentimos muy orgullosas de ser quien somos por venir de donde venimos y agradecemos a todos los que de una forma u otra, a través de Josep Mª han ayudado a plasmar parte de la vida de mi padre. Gracias.


Familia Carol


INTRODUCCIÓN


   Hace unos meses en el foro de La Maneta, surgió un tema referido a Eduard Carol y la cercanía  en el tiempo del tercer aniversario de su fallecimiento, se lanzó la idea de hacerle un pequeño homenaje escrito adornado con unas cuantas fotografías, la verdad es que no soy un forero de los que se pueda decir habitual, pero este post en cuestión lo ley casualmente.
   A fuer de ser sincero no conocí personalmente a Eduard Carol, pero si le recordaba de las revistas y de su participación en la película “Larga noche de Julio”, ambientada en las 24 Horas de Montjuich, donde sustituyendo a Javier Poncela en las escenas motociclistas, se hizo casi mas famoso que en su tiempo de corredor, gracias a que por mantenerse fiel a su casco con sus estrellas de siempre, provocó un incidente diplomático ya que al exhibirse la película en Arabia Saudita, la similitud de su estrella con la de David provocó que casi incendiaran la sala en que se estrenó.
El emotivo acto en memoria de Eduard Carol, fue el germen de este blog              Foto Autor

   Sin embargo una de las razones mas importantes y que me motivaron para ofrecerme a hacer este artículo, fue el día en que se homenajeó en Sant Feliu de Codines a Eduard Carol y a Ricardo Fargas en un emotivo acto conjunto, yo realmente subí convencido de que solo se homenajeaba al Rey de la montaña, debido que entre otras cosas y para tenerlo un poco en sorpresa se le explico muy poca cosa que es la que el me transmitió, fue en ese momento cuando llegué y vi la moto de  Eduard, sus fotos, su familia y la inmensa cantidad de ex pilotos y amigos que asistieron emocionados, cuando me di cuenta de la impronta el cariño y el recuerdo que había dejado Carol entre los presentes.
  Sirvan pues estas líneas, para homenajear a un piloto al que el cruel destino en forma de enfermedad, quiso separar de su familia y amigos mucho antes de lo esperado, pero que además y eso es lo realmente mas importante, será recordado posiblemente mas por su condición humana que por su afición motociclista.
Alguna de las joyas que restauró Eduard Carol todavía permanecen en su taller          Fotos Autor

    Hemos intentado completar al máximo la vida deportiva de Eduard, sabiendo ya de entrada que esto era una quimera, entre otras cosas por la escasa información de la prensa deportiva de la época, que en muchas ocasiones solo publicaba la relación de vencedores o tres primeros clasificados de las pruebas, donde estoy seguro habrán mas lagunas es en el apartado de las carreras celebradas en el levante español, por la escasa difusión de las mismas el ser la mayoría de ellas fuera de campeonato, todo y así ayudados por la amplia lista de publicaciones y hemerotecas consultadas, y en algunos casos clasificaciones oficiales de las pruebas disputadas, creemos haber conseguido hacer un historial amplio y representativo de la carrera de Eduard Carol.
  En mi nombre y en representación de “Los Maneteros” que impulsaron esta iniciativa doy las gracias a la familia de Eduard Carol al facilitarme el acceso a su álbum deportivo sin el que estas sencillas líneas no hubieran sido posibles.


Josep Mª Galindo

Barcelona


LOS INICIOS

   Carol aunque vivió prácticamente casi la totalidad de su vida en Cornella, había nacido en Barcelona el uno de septiembre de 1946 y no fue hasta los diez años de edad que su familia se trasladó a esta ciudad muy próxima a la capital catalana, después del bachillerato estudio delineación rama mecánica, intuyéndose ya su devoción por esta especialidad técnica, algo normal teniendo en cuenta que esta era la profesión paterna, al finalizar los estudios busco trabajo de delineante, y al no encontrarlo, decidió trabajar en el negocio familiar.
   Sin embargo curiosamente el padre muy buen mecánico no era para nada aficionado al mundo del motor y cuando Carol le expuso su deseo de correr, no consintió firmar la indispensable licencia federativa por lo que Eduard tuvo que esperar a los 21 años cumplidos para realizar sus sueños.
   Su bautismo motero aconteció como era de lo más habitual en aquellos tiempos en una carrera en cuesta, la I Carrera en Cuesta a la Vallesana organizada por el MC Gramanet, en ella no participaron muchos pilotos pero alguno de ellos conocido como Juan Bordons, o un también joven Jaime Alguersuari que efectuaba su primera carrera en cuesta, y en la que según comentaba Carol, Jaime se dio un buen galletazo en una de las subidas, lo que recordaba años mas tarde en una entrevista al Solo Moto cuando anunció su retirada, y en  la que le dijo jocosamente a su entrevistador, que su jefe (por Jaime ), todavía debía de tener doloridos los huesos, lo cierto es que Jaime  pudo clasificarse a pesar de la caída, ya que normalmente todas las competiciones de la especialidad se corrían a dos mangas e incluso a tres en alguna ocasión, valiendo a efectos clasificatorios solamente el mejor tiempo obtenido, en esta su primera salida Carol quedó tercero en su categoría de sport hasta 250cc y cuarto en la general de motos, por su parte Alguersuari quedo 2º en sport hasta 125cc y sexto en la general, siendo el vencedor absoluto Pedro Castellví, no podemos dejar de comentar que en esta época los medios de los que disponía un privado e incluso mas de un profesional, nada tenían a ver con los de la actualidad y Eduard asistió con su moto particular y un amigo con cuatro herramientas como toda asistencia, llegar montar el tabarro de competición, correr, desmontar y para casa al finalizar la carrera, esta era la cruda realidad de nuestro deporte.
La Vallesana fue el inicio de la leyenda CAROL   Col. Familia Carol

   A finales de los años 60, las carreras en cuesta todavía eran una especialidad muy apreciada y seguida por todos los aficionados, con varios especialistas consagrados como Ricardo Fargas o Giró con incursiones esporádicas de auténticos velocistas que ya empezaban a despuntar en el mundial como Ángel Nieto, José Mª Busquets o Santiago Herrero, sin embargo el que mas destacaba de entre ellos era Ricardo Fargas, “El rey de la montaña” un hombre que sin embargo ya había llegado al cenit de su carrera y estaba cerca del retiro, estos dos hombres, Ricardo Fargas y Eduard Carol apenas coincidieron en dos temporadas las de 1968 y 1969 en la que Fargas se retiró a su finalización, sin embargo de alguna manera y claro está bajo mi punta de vista, ambos en el aspecto motorístico fueron como una extensión el uno del otro, ya que ambos corrieron siempre con un casco estrellado, a ambos se les reconoció básicamente por pilotar una marca determinada, Fargas la Mototrans-Ducati y Carol la Montesa, sin embargo y en sus principios hicieron unos pinitos con distintas marcas, ya que Fargas disputó varias pruebas de regularidad con Montesa y por su parte Carol efectuó sus dos primeras 24H de Montjuich con Ducati, posteriormente ambos disputaron carreras con motocicletas de otras marcas pero sus paralelismos no terminan aquí, ya que con el tiempo ambos llegaron a tener dos hijas, posteriormente Pere Auradell se convirtió en el propietario  de la moto de Fargas y prestó la Montesa de su padre en el homenaje a Carol, un  Pere Auradell que además y para mas coincidencia corre con una estrella en el casco, seguramente “Las estrellas les marcaron el destino”.
  La vida deportiva de Eduard Carol será recordada principalmente por sus apariciones en las carreras en cuesta, sin embargo y aunque con menor fortuna, también tuvo una importante faceta de piloto de velocidad y resistencia, algo que el recordaba en las entrevistas que hizo al finalizar la carrera, donde recordaba que en verano hacia “La ruta”, dirección hacia el levante, pasando por Tarragona, Carcagente, Onteniente y finalizando en Jerez, para posteriormente ir hasta la Bañeza y finalizar en Zaragoza, unas carreras muchas de las cuales no he podido localizar por circunstancias que ya he explicado anteriormente, ya que  salvo que estuvieras muy bien clasificado no aparecías en las crónicas, y sus apariciones en velocidad estuvieron muy marcadas por la escasa competividad del material utilizado, donde y como la mayoría de pilotos de la época no pudo demostrar su valía, limitado por la falta de ayudas económicas y por la mecánica poco sofisticada de sus monturas, evidente consecuencia de la primera circunstancia, sin embargo las carreras de montaña eran un coto totalmente diferente, donde la precisión y la finura se podían sobreponer muchas veces a la potencia y a la agresividad, y donde las monturas monocilíndricas nacionales se podían defender con mucha soltura, siempre que estuvieran en buenas manos, y las de Eduard lo demostraron casi siempre.  


1968

   Aparte de esa primera prueba en 1967 que ya hemos comentado, los primeros años de Carol fueron de aprendizaje, por desgracia a una edad en la que algunos ya habían conseguido su primer título mundial, sin embargo el y como reconocía y afirmaba, pulía su estilo carrera a carrera, ya que no tenía el instinto o don según se prefiera, con lo que otros han sido agraciados, así y todo ya en el primer año de competición en que cubrió la mayoría de carreras de montaña programadas en Cataluña empezó a dar una muestra de su clase.
Carol el tercero por la izquierda, a la derecha el pequeño pero gran piloto Federico Van der Hoeven   Col.Familia Carol
3 de Marzo de 1968 - I Carrera en cuesta a Begas
   La primera carrera de la temporada se disputó en Begas organizada por el RMCC, esta era una carrera ideal para un principiante ya que al ser nueva en el calendario partía con la ventaja del teórico desconocimiento previo de todos los participantes, Eduard disputó la categoría de Motocicletas Sport superiores a 175cc, una categoría ganada por Pedro Castellví quedando segundo con Montesa, precediendo a Eusebio Boscasa con el que a partir de este momento mantendría una deportiva disputa durante varias temporadas, y una buena amistad ya que compartieron moto en las 24H de Montjuïc, en la general quedo en séptima posición, el vencedor absoluto fue Ricardo Fargas.

24 de Marzo de 1968 - X Carrera en cuesta a Montserrat
   Una de las clásicas mas veteranas, que se disputaba en su segunda etapa después de haberse interrumpido durante varios años, seguramente esta fue una de las actuaciones mas flojas de toda la temporada motivada quizás por la longitud del recorrido, Eduard quedó quinto en su categoría de sport de 175 a 250cc y 16º en la general, realmente bastante flojo, el vencedor absoluto fue Roberto Blanch.
Acometiendo la cremallera          Col.Familia Carol
21 de Abril de 1968 - II Carrera en cuesta de Estenalles
   Organizada por el Moto Sport de Terrassa se celebró esta prueba en la que Carol finalizó octavo en la general, quedando esta vez por debajo de Boscasa que le precedió en la clasificación, la victoria fue muy disputada entre Fargas y Cañellas, venciendo el primero.
Estenalles                     Col. Familia Carol
28 de Abril de 1968 - II Carrera en cuesta a Can Masana
   Otra de las nuevas pruebas que iban surgiendo en el campeonato catalán de montana, cercana a Manresa y organizada por el MC del mismo nombre, en esta carrera Carol y Boscasa invirtieron clasificación y puesto respecto a la anterior, con Carol en séptima posición y segundo de los sport y Boscasa en tercera, con victoria de Fargas.
<